Qué es la placa dental y cómo eliminarla

La conocida  placa dental son un conjunto de microorganismos adheridos entre sí a los dientes, estas bacterias son el resultado del crecimiento de microorganismos. Estos depósitos de bacterias son de color blanco amarillento y se originan debido a que el epitelio de la mucosa oral está en constante renovación y por esto las bacterias que están sobre ellas se descaman de forma continua y pasan a la saliva por el contrario la superficie del diente no se renueva y las bacterias que colonizan no se eliminan de manera natural, de esta manera las poblaciones bacterianas que colonizan la superficies dentarias se conoce como placa bacteriana.

Etapas de la placa dental.

La formación de la placa dental se origina en diferentes etapas. Al principio se adquiere una película o capa amorfa que se forma a los pocos minutos de realizar una higiene dental debido a la saliva. Una vez adherida esa película llegan microorganismos que colonizan desde diferentes sitios como la cavidad oral o la lengua. A las dos semanas la placa puede mineralizarse y formar un cálculo dental o sarro. Normalmente si disponemos de buena  salud bucodental no suelen causarnos ninguna patología, pero cuando tenemos un desequilibrio entre microorganismos de la placa y los tejidos del paciente suele aparecer enfermedades como caries dentales y enfermedades periodontales.

¿ Cómo eliminar la placa dental y evitar el sarro?

El control de la placa dental es fundamental para nuestra salud bucodental. La mejor forma de eliminarla es tener una correcta higiene dental con una buena técnica de cepillado. Si la higiene es adecuada y también hacemos un buen uso del hilo dental conseguiremos una limpieza efectiva. El objetivo final del cepillado dental es eliminar la placa bacteriana de todas las superficies de la cavidad oral. Este es necesario para la prevención de caries y enfermedades periodontales.

Se recomienda que el tiempo de cepillado dental sea como mínimo 2 minutos, para poder obtener una adecuada eliminación de la placa bacteriana. Realizar un cepillado dental 3 veces al día es imprescindible para mantener una buena salud bucodental. El cepillo dental o cabezal, se debe cambiar cada 3 o 4 meses, tiempo a partir del cual el cepillo pierde su firmeza y sus capacidades funcionales.

Tipos de pasta anti sarro

Existen diferentes tipos de dentífricos, desde los más simples para una correcta limpieza dental hasta aquellos que son para evitar la formación de placa dental y sarro. La pasta anti sarro contiene ingredientes activos como el Pirofosfato o Citrato de Zinc, que no eliminan la placa una vez formada, pero si previenen de su acumulación y ralentiza su transformación en sarro bloqueando los receptores de las sales, responsables de este proceso. Por otro lado tenemos la pasta Anti Placa que contiene  Triclosan o el Citrato de Zinc, inhibiendo la acumulación de placa bacteriana y reduciendo los efectos tóxicos de la toxina bacteriana que rodea el tejido dental, así conseguiremos minimizar la posibilidad de sufrir caries y enfermedades periodontales.

Ir arriba