Las caries: Causas y síntomas

Las caries son una de las afecciones bucodentales más comunes. Entre el 60% y el 90% de los niños sufren esta dolencia. Siempre hemos dicho que la prevención es la mejor forma de no sufrir caries, no obstante una vez que han aparecido, será su clínica dental la encargada de eliminarlas. Antes de ver cómo se puede combatir las caries queremos explicar cómo aparecen y cuáles son sus síntomas.

En nuestro cuerpo conviven de forma habitual multitud de bacterias, la mayoría de estas son inocuas y necesarias para el buen funcionamiento de nuestro organismo.  Cuando comemos, las bacterias y restos de comida se juntan en nuestra boca creando la placa dental, si esta no es eliminada con un cepillado de dientes, acaba atacando el esmalte. En caso de que no se trate seguirá avanzando atacando los tejidos y produciendo finalmente la caries.

Por lo tanto podemos definir las caries como una dolencia o enfermedad dental caracterizada por la destrucción de las piezas dentales debido a la desmineralización que generan los ácidos de la placa bacteriana.

La caries suele producir diferentes tipos de síntomas entre los pacientes como molestias, dolor en piezas dentales, mal sabor, mal aliento, perforaciones en los dientes e incluso rotura de las piezas bucales. Si cualquiera de estos problemas aparece en tu boca, lo más inteligente es acudir a nuestra Clínica Dental Ipsum en Cartagena  para que uno de nuestros  profesionales valore vuestra situación.

Tratamientos contra las caries:

Nuestros especialistas trabajan en dos fases diferentes, en la primera fase eliminará las causas, que han dado origen a la caries, y apartará los tejidos que se han visto afectados; en la segunda fase sustituirá o restaurará piezas dentales afectadas. Entre los tratamientos más habituales para acabar con esta dolencia nos encontramos con:

-Empastes. Cuando nuestros odontólogos observan que un paciente sufre una caries , la cual se puede tratar y restaurar. Procederá a obturar la pieza con un material muy parecido a la resina, que tiene  el mismo color que la pieza dental. 

-Endodoncia. Cuando la caries se hace más grande y alcanza el interior de nuestra pieza dental, es necesario llevar a cabo una endodoncia. En éste procedimiento, en el que se elimina el tejido infectado de la parte interior del diente, lo sustituiremos por un material inerte acabando con la infección y dandole una nueva oportunidad a nuestra pieza dental. 

-Colocación de implantes: Cuando no existe manera alguna de tratar nuestra pieza afectada, con ninguno de los tratamientos antes mencionados, procederemos a la extracción dental de la pieza.   En su sustución podremos colocar una pieza nueva anclada en los huesos de nuestro maxilar o mandibula, con una fijación atornillada en titanio.

Por lo tanto es de vital importancia mantener una higiene bucodental activa para alejar las caries de nuestra boca y acudir a su clínica dental de confianza, ya que su dentista podrá localizar cualquier caries que esté en estado incipiente, con el fin de acabar con ella con facilidad.  

 

Ir arriba