¿Qué es una caries radicular y cuál es su tratamiento?

Entre las afecciones bucodentales más comunes se encuentra la caries, una dolencia que puede presentar diversos estados de gravedad, así como distintas características que permiten identificarlas. Dentro de este grupo se sitúa la caries radicular o caries de raíz, una dolencia que se presenta en la raíz del diente (ubicada en el hueso, cuya función es sostener la corona dental). 

La caries radicular provoca una serie de hendiduras o cavidades mediante los ácidos liberados por la placa bacteriana, que responde a una desmineralización de los dientes

Caries radicular: causas y características

La caries radicular suele ser agresiva y afecta a la raíz del diente. Aparece en personas de edad media o avanzada, debido, además, a la presencia de problemas en las encías. Esta tipología de caries afecta de manera precisa a la raíz de cualquier diente, siendo más habitual en los primeros y segundos molares. 

Los problemas periodontales, como la gingivitis o periodontitis, frecuentes en determinadas personas, están asociados a la caries radicular porque la raíz, progresivamente, se hace más visible y se debilita. Otros factores que pueden desencadenar este tipo de caries en personas adultas son acciones como el consumo de medicamentos, de bebidas y alimentos ácidos, tabaco o sequedad bucal. Como consecuencia, una salivación excesiva aumenta la actividad bacteriana de la boca.

Evita la caries radicular con unos sencillos hábitos

Una de las principales recomendaciones para evitar la caries radicular es la higiene bucal, una sencilla práctica que se extiende a la prevención de cualquier tipo de caries. El cepillado dental tras el consumo de alimentos, el uso de seda dental o la utilización de enjuagues bucales con flúor, pueden ayudar a disminuir el riesgo de sufrir caries. 

Los cambios en la alimentación, evitando así el consumo frecuente de azúcares y carbohidratos fermentados, sirve de tratamiento preventivo, así como el aumento de la resistencia dental con el uso de flúor. Junto a estas acciones de prevención se incorpora el uso de antisépticos, previa recomendación odontológica, empleados para evitar que las bacterias se acumulen y formen la placa bacteriana.

Esta es la manera más sencilla de evitar este tipo de caries, si tienes cualquier duda sobre tu salud bucodental. No dudes en llamar a nuestro teléfono 968 081 800. Lograremos que sonrías como nunca.

Ir arriba