tipos de caries

¿Cuántos tipos de caries hay?.

Como ya sabes, la caries se genera, principalmente, por las bacterias que se generan en nuestra boca, si se quedan restos de alimentos entre nuestros dientes, pueden propiciar que nuestras bacterias incidan más en la pieza dental, y ello ayude a la aparición de la caries. Hoy te explicamos las diferentes tipos de caries que existen.

Por ello es importante realizar visitas con cierta periodicidad al dentista y mantener una higiene dental óptima. Los profesionales en odontología estamos preparados para ver síntomas y observar el estado del diente y, de esa forma, conocer tu salud bucodental.

En caso de no disponer de una visita mínima al año a tu dentista o una buena higiene bucodental (en la lengua también se quedan algunas bacterias) incrementas el riesgo de aparición, e incluso si no te tratas la caries una vez aparecida, puede generar una dolencia mayor o derivar a otras partes del cuero; es importante que entiendas que no es una dolencia que desaparece por sí sola.

Tipos de caries.

Te contamos los tipos de caries que pueden suceder. Es importante que, como paciente, conozcas las que hay, pero, como para todo proceso sanitario, debe prevalecer el diagnóstico profesional por encima de la información del paciente, ya que tratar mal la caries, puede ocasionar los mismos problemas que no tratarla.

De corona.

La más común, más en niños. Como su nombre indica, se manifiesta en la parte dental con la que se mastica, dicho de otra forma, en la base de la corona. En su mayoría, el síntoma con el que aparece, ayuda a detectar la existencia de la propia caries, ya que el propio diente pierde color.

De fisura.

Sucede cuando se dañan los surcos de las muelas. Principalmente se encuentran en los primeros molares. En cuanto al tipo de paciente, se da tanto en niños como en adolescentes. Por ello, si tienes niños o adolescentes en casa, es importante aconsejarles que el cepillado se realice en todas las piezas de la dentadura.

Radicular.

Como su nombre índice, sucede en la raíz, al sufrir este tipo de caries, queda expuesta y es más fácil verse afectada por la placa bacteriana. Se da cuando, por algunas enfermedades periodontales, o por una mala higiene bucal, se da una recesión en las encías. Se puede tratar, pero en su mayoría de casos provoca la pérdida de la pieza dañada, ya sea la muela o el diente.

Interdental.

Tal y como indica, se encuentra entre los dientes, por lo que no es sencillo diagnosticarla. Únicamente puede observarse cuando el dentista realiza una revisión, sobre todo si se realiza una radiografía de la zona bucal. Dado que no es una zona de fácil acceso, se produce por lo difícil de la higiene (pero no vale como excusa, tenemos un amigo que puede ayudarte, se llama hilo dental). En caso de no usarlo, primero aparece la placa bacteriana, después el sarro y, finalmente, la caries

Secundarias o recurrentes.

Suceden en una zona que ha sido tratada de caries. Esto no implica que la zona haya sido tratada mal, sino que esa zona es propensa a que se acumule la placa bacteriana. Por lo que es más sencillo sufrir una caries nueva debido a la que estaba antes.

Síntomas.

Si quieres saber a ciencia cierta que tienes caries, lo mejor es que vayas al dentista, recuerda que te recibimos con los brazos abiertos; pero si no estás segura exactamente de lo que sientes, te indicamos los síntomas más comunes en este tipo de dolencia:

  • Sensibilidad dental: puede ser con presión, en general o cuando estés masticando o bebiendo.
  • Orificios en los dientes.
  • Decoloración.
  • Mal aliento.

Está claro que los síntomas son fáciles de detectar, y también se pueden confundir con ‘’algo que he comido mal, ya dejará de olerme el aliento’’ o ‘’me habré dado un golpe’’. Ante cualquier indicio, acude a tu dentista, en Clínica IPSUM, te esperamos con los brazos abiertos, y nuestros profesionales te tratarán con la mayor atención para que puedas ofrecer la mejor sonrisa.

Ir arriba