CONSEJOS PARA TU SALUD BUCAL

Tener una buena salud bucal es muy importante para nuestra calidad de vida, ya que si descuidamos nuestra boca pueden aparecer inflamaciones en las encías, caries, mal aliento. Además también puede afectar de manera negativa a nuestro autoestima o a la forma que tenemos de comunicarnos con las demás personas.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) define la salud bucodental, como la ausencia de dolencias o trastornos en la boca, que puedan limitar o repercutir en la persona o en su bienestar psicosocial. Estas dolencias pueden ser desde infecciones y llagas hasta enfermedades periodontales, pérdida de piezas dentales o trastornos bucodentales.

Por lo tanto debemos de mantener una buena salud bucal ya que tiene múltiples beneficios no solo relacionados con la salud, sino también le permitirá un buen desarrollo psicológico del autoestima. Múltiples estudios demuestran que una buena salud bucal y una sonrisa sana mejoran el autoestima y la confianza de las personas.

Cuando existen pérdidas de dientes, caries o dientes manchados, esto repercute en la seguridad y confianza del individuo en sí mismo, desarrollando complejos que pueden influir en su comportamiento con las demás personas. Por lo tanto debemos de incorporar hábitos a nuestra higiene bucal que mantengan su buen estado de salud.

A continuación le damos 10 consejos para mantener una buena salud bucal:

1.- Cepille sus dientes todos los días. En la Clínica dental Ipsum de Cartagena siempre aconsejamos a nuestros pacientes, que para mantener una sonrisa sana, es necesario lavarse al menos tres veces al día los dientes, durante 3 minutos, siendo recomendable hacerlo tras cada comida con un cepillo de dientes de dureza media.

2.- Realice un cepillado de dientes correcto. Cuando realizamos actos habitualmente en nuestra vida acaban convirtiéndose en automáticos, perdiendo gran atención en ellos mientras los llevamos a cabo. Cuando se esté cepillando los dientes es necesario que lo haga con movimientos suaves, circulares tratando de cubrir toda el área de los dientes, incluso es interesante que cepille su lengua y encías.

3.- Cambie habitualmente de cepillo. EL cepillo de dientes es la herramienta principal en su limpieza bucal. Si mantiene una limpieza asidua de su boca, sus cerdas se van deformando perdiendo parte de la eficacia. Es necesario que cambie de cepillo de dientes cada 3 meses, o cuando su cepillo se presente “despeluchado”.

4.- Mantenga su cepillo limpio y el área de lavado. Asegúrese de enjuagar el cepillo de dientes una vez haya acabado con el cepillado, ya que puede contener restos de comida. Además es importante que una vez terminado todo el proceso lo coloque en posición vertical, sin cubrirlo o lo meta en un contenedor cerrado.

5.- Utilice cinta dental. Deslice la cinta dental entre los dientes y las encías. Es muy importante para realizar un limpiado profundo. Debería de utilizarlo por lo menos una vez al día para asegurarse de mantener una higiene bucodental adecuada, preferiblemente, por la noche.

7.- Controle su dieta, y no abuse del azúcar. Una dieta equilibrada mejorará nuestra salud bucal. Hay muchos alimentos que solemos tomar entre horas que favorecerán la aparición de manchas o caries en nuestra boca como el café. Además debemos de ser especialmente cuidadosos si hemos ingerido azúcar y cepillarnos siempre la boca tras haber ingerido dulces.

9.- Visite su clínica dental de confianza. Es importante que acudamos a visitar a nuestro dentista habitualmente, ya que podrá detectar problemas en sus encías y dientes, adelantándonos así, a que una dolencia pase a desarrollarse y sea más difícil la solución.

El periodo de revisión no debería sobrepasar los 12 meses en ningún caso.

Ir arriba