Como usar la seda dental

¿Cómo usar la seda dental?

La seda dental, en muchas ocasiones, es la gran olvidada de nuestra higiene bucal, pero no debemos de olvidar que tiene un papel fundamental en nuestra higiene, de hecho en el mismo momento que comienzas a usarla con asiduidad, notarás un antes y después en tu dentadura.

¿Por qué usar la seda dental?

Según un estudio generado por la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios), casi un 49 % de la población declara que utiliza regularmente la seda dental en su limpieza diaria, aunque esta tendencia esta en alza, queremos resaltar los beneficios que nos aporta su utilización:

-En primer lugar, es una gran arma para eliminar los restos alimenticios que se quedan en nuestros dientes. Si en tu dieta tienes carne o vas al cine y comes palomitas, sabrás la incomodidad de la que te hablamos.

-La seda dental es una gran aliada para combatir la placa dental, con ello estamos actuando para luchar contra caries, enfermedades periodontales como la gingivitis.

-Controla tu mal aliento, ya que si la usamos, no existirán alimentos que puedan ocasionarlos.

-Al limpiar con ella nuestra boca en profundidad, tendremos una boca más sana.

¿Cómo utilizar la seda dental correctamente?

Usar la seda dental es muy sencillo, hoy te daremos una serie de pasos para conseguir una buena limpieza bucal gracias al uso de la seda dental:

1.- Lo primero que tienes hacer es cortar un buen trozo de seda dental, bastará con unos 40-50 cm.

2.- Enrolla los extremos del dedo corazón de cada mano, para así dejar los dedos pulgares e índices libres para manejar la seda dental. Deja que en uno de los dedos corazón esté casi todo el hilo, de manera que conforme se vaya ensuciando puedas desplazarla fácilmente hacia la otra mano, evitando así limpiarte con hilo ya utilizado.

3.-No metas el hilo de un tirón, sino que debes ir dirigiéndolo hacia la encía, realizando leves movimientos en forma de vaivén o zigzag. Si lo hacemos de esta manera no realizarás movimientos bruscos evitando lesionar tu encía.

4.- Cuando la seda dental llegue a la encía, debes de rodear el diente por ambos lados por detrás, en forma de C. Debes tirar de ambos lados con ligeros movimientos para eliminar la placa y suciedad.

5.-Repite el proceso en todos los dientes. Así de fácil es utilizar la seda dental, solo debes de tener en cuenta no presionar muy fuerte sobre las encías, ya que son muy sensibles y podemos lastimarlas provocando heridas, llagas y que sangren.

                Ahora que ya sabes cómo utilizarlas, espero que decidas usarlas para mejorar tu salud bucodental. Si tienes cualquier duda con respecto a tu boca no dudes en acudir a nuestra Clínica Dental Ipsum en Cartagena, pidiendo cita en el teléfono: 968 081 800.

Ir arriba