Dentista en Cartagena

Cómo evitar la halitosis

Es un signo clínico caracterizado por el mal aliento provocado mayormente por bacterias. El mal olor de boca, en la mayoría de las ocasiones, se produce por la descomposición bacteriana mediante fermentación de restos alimenticios entre los dientes, saliva, células de mucosa oral o de sangre. Podemos distinguir dos tipos de halitosis, transitoria y persistente. La halitosis transitoria suele darse al despertar, provocada por la reducción de la saliva durante la fase de sueño, así como en esas horas que llevamos sin comer. Por el contrario, la persistente es aquella que no logra solucionarse con métodos de higiene convencional y necesita de tratamientos más específicos, tras un primer diagnóstico.

La halitosis suele ser un motivo frecuente de consulta por parte de nuestros pacientes, ya que afecta en gran medida la calidad de vida y sus relaciones personales, debido a que disminuye la autoestima y se puede llegar a convertir en un factor de discriminación. Además, también puede ser diagnosticada por profesionales y puede indicar una señal de enfermedad, ya que determinadas enfermedades sistémicas se asocian a ciertos olores.

Principales causas del mal aliento

Las principales causas para evitar el mal aliento son de origen oral, como una mala higiene bucodental, que puede llegar a producir la conocida como saburra lingual, que se trata de la acumulación de restos de alimentos y bacterias en la lengua, formando una capa blanquecina sobre la misma, da lugar a un mal olor bucal continuo. Otras de las causas pueden ser infecciones o caries extensas, que favorecen el acumulo de alimentos. Hay que destacar que las bacterias que causan el mal olor son más comunes en personas que padecen enfermedades periodontales, por lo tanto, si la padece, es importante que visite a su dentista para que le ayude a solucionarlo.

Otros hábitos como el tabaco y el café, así como la ingesta de alimentos de olor fuerte y determinados medicamentos producen halitosis y deshidratación, afectando a la cantidad de saliva que tenemos en la boca y aumentando el mal olor. Otras patologías de nuestro organismo relacionadas con el aparato respiratorio o digestivo, también pueden generar halitosis.

Cómo evitar el mal aliento

1.- Cepillar los dientes tres veces al día, una vez después de cada comida.

2.- Uso de hilo dental para eliminar los restos de comida.

3.- Cepillar la lengua habitualmente, ya que también suele acumular restos de comida y por lo tanto bacterias.

4.- Uso de enjuagues bucales.

5.- Evitar tabaco, alcohol y café.

6.- Una dieta adecuada.

7.- Ingesta de abundante agua, que no solo es buena para la salud en general, sino también para mantener una boca limpia y sana.

8.- En caso de sufrir alguna enfermedad periodontal tratarla en su dentista de confianza para eliminar el mal olor de boca.

Si tiene cualquier tipo de duda con respecto a su salud bucodental, puede acudir a nuestra Clínica Dental Ipsum en Calle Príncipe de Asturias, número 50, en Cartagena, dónde nuestros doctores le ayudarán a que luzca una sonrisa como nunca.

Ir arriba