Dentista en cartagena

Cómo cuidar tu Ortodoncia Invisible

Los cuidados con la Ortodoncia Invisible no son demasiados ni muy complejos, pero es importante seguirlos para que el resultado final del tratamiento sea el óptimo. Se trata de un sistema que corrige los dientes mediante alineadores invisibles y extraíbles, fabricados a la medida de cada uno de los pacientes. Cada dos semanas se cambian los retenedores, ya que los dientes van cambiando progresivamente alcanzando poco a poco su posición óptima e ideal.

Al tratarse de un sistema removible tenemos que ser constantes en su uso, ya que cuanto más tiempo permanezcan fuera de nuestra boca, peores resultados alcanzaremos. Siempre recomendamos que, los alineadores tienen que ser llevados en nuestra boca al menos 22 horas al día, con el fin de lograr en el tiempo previsto los objetivos.

Se trata de uno de lo tratamientos más higiénicos que existen, ya que mientras comemos o nos cepillamos los dientes están fuera de nuestra boca, pero eso no quita que haya que mantenerlos muy limpios. Una correcta higiene de tu férula evitará inflamaciones de encías o que aumente el riesgo de sufrir caries. Debemos de limpiar diariamente los alineadores con un cepillo de celdas suaves y pasta dental, así como aclararlos con abundante agua fría. Es importante que nunca utilice agua caliente, ya que podrían deformarse perdiendo su funcionalidad. Por supuesto no se recomienda fumar con los alineadores puestos, ni comer chicles ni bebidas calientes o que puedan teñir nuestra sonrisa.

Cómo utilizar correctamente los alineadores transparentes

Colocar la férula en la boca es muy fácil. Es factible de observar como los alineadores están marcados con una U, que señala la parte superior, y una L para la inferior. Ponérselos es tan sencillo como colocarlos de atrás hacia delante, encajando primero los molares y luego los incisivos. En caso de personas que tengan los dientes anteriores muy inclinados hacia delante, es recomendable hacerlo al revés. Importante es que en su colocación jamás forcemos el alineador, que seamos cuidadosos ya que podríamos deformarlo. Siempre recomendamos a todos nuestros pacientes que recuerden no morder el alineador para terminar de encajarlo a la dentadura.

Retirarlos de la boca es muy sencillo, basta con usar la punta de los dedos por dentro del último molar para sacarlo, haremos lo mismo en el otro lado de la boca y, finalmente, lo retiraremos de la parte anterior. No se preocupe si en los primero días del tratamiento nota que cecea al hablar, esto desaparecerá en el mismo momento en el que la lengua se acostumbre. Si sigue los consejos de  los doctores de nuestra clínica dental, tendrá una bonita sonrisa en el tiempo estimado para tu tratamiento.

Ir arriba