Alimenta tu esmalte para protegerlo. COnsejos de Salud Bucodentald e la Clínica dental en Cartagena Ipsum

Alimenta tu esmalte dental para protegerlo.

Como dirían en los matinales de televisión Queridas amigas, queremos cuidaros. Como sabes, nuestro blog nace desde la preocupación por ofrecerte información veraz. Hoy no queremos hablarte de las técnicas que dominamos, ni de lo importante que tener una muy buena higiene dental, te queremos contar qué puedes hacer tú para proteger tu esmalte mientras te alimentas para hacer frente a la hora de la comida y tu rutina diaria.

Exactamente, qué es el esmalte.

Pero no podemos decirte que protejas tu esmalte, sin decirte qué es el esmalte, sería como decirte usa un cepillo en concreto, si no te explicamos antes por qué es importante el cepillado. También se le conoce tejido adamantino (no, no se llama así por el metal de Lobezno en X-Men), se le llama así porque tanto el concepto Adamanto y Diamante, procede del vocablo griego adamas, adamantos que significa indomable.

Lo define a la perfección ya que es la primera capa de las cuatro que forman la pieza dental, por tanto, debe ser la más resistente para proteger el resto del diente. Tal y como lo define el portal especializado Química.es, el esmalte es una cubierta de gran dureza, compuesto por Hidroxiapatita (mineral más duro del cuerpo humano y también presente, en menor densidad, en huesos) que recubre la corona de los órganos dentarios, afectando a la función masticatoria.

Alimentación para el esmalte.

Por todo lo comentado anteriormente, te queremos dar ciertos consejos alimenticios que te van a ayudar a proteger tu esmalte dental, te indicamos a continuación (para evitar confusión de si lo mostramos en orden de prioridad, te lo mostramos en orden alfabético ya que cada uno tiene su propia función y no hay uno más importante que otro).

Cítricos.

Como si de un anuncio de alcohol fuera, te pedimos que lo consumas con moderación, dado que son positivos al ser una fuente rica en vitamina C, pero su acidez puede generar un efecto contrario si se consume en exceso y estropear el esmalte. Así que consume con moderación los cítricos.

Frutas.

Toda fruta es buena, tanto para la salud dental como para la salud en general, pero en referencia al esmalte te queremos indicar que las frutas con alto contenido de agua permiten la hidratación de la boca y la reducción de probabilidad de padecer caries; entre todas las buenas opciones, se encuentran las manzanas, peras y pepinos.

Granos enteros.

Los granos enteros se componen de un alto en contenido en fibra y otros nutrientes que son beneficiosos para la reducción de probabilidad de padecer caries; además de para lo que todos sabemos que es buena la fibra, por lo que siempre es bueno incluirla de forma regular (sin exceso) en tu dieta diaria.

Lácteos.

¡Oh, sorpresa!, los productos lácteos son buenos para los huesos. Seguro que esto es lo que menos novedad te suponga, pero no sólo son ricos en calcio, sino que también en fósforo, ambos son dos minerales que benefician el fortalecimiento dental.

Nueces y semillas.

Al igual que la leche, las nueces y semillas son ricas en calcio y otros minerales que permiten un buen mantenimiento de la salud de tus piezas dentales. Importante, si quieres cuidar toda tu salud, que sean naturales y no estén procesados o fritos.

Verdura de hoja verde.

De la misma forma que las nueces y los lácteos, estas son ricas en calcio; además de ello, también lo son en vitamina A, nutriente que te permite fortalecer tu dentadura.

Zanahoria.

Es verdura pero no de hoja verde, por ello tiene su propio apartado, tiene un alto contenido en calcio, ya te hemos dicho antes para qué es bueno.

Esperamos que estos consejos te sirvan, igualmente, y por encima de todo, debemos respetar la rama de la nutrición, si dispones de alguna situación especial en la que tu endocrino o nutricionista deba realizar seguimiento, consúltale antes de modificar tu dieta por nuestros consejos. En IPSUM Centro Odontológico, queremos que tus dientes reflejen tu perfecta salud.

Scroll al inicio
Ir arriba